Make your own free website on Tripod.com
Propiedades123        

¿Quiénes somos?

Nuestros Servicios Propiedades Profesionales

 

Finanzas Inmobiliarias

 

Efecto riqueza en las propiedades inmobiliarias

    

 


 

En los últimos días todos hemos sido testigos de una pérdida de valor en los mercados financieros mundiales que esta generando un “efecto riqueza” –wealth effect– contrario. En el Perú se estaría dando un fenómeno similar ante la disminución de los precios de las propiedades que podría tener consecuencias adversas sobre en el consumo e inversión de las familias y empresas.  

Pero ¿qué es el “efecto riqueza”? El efecto riqueza es simplemente el mayor consumo –o inversión de las familias o empresas que surge ante un repentino incremento del patrimonio de estos ya sea como consecuencia de una subida en los precios de los activos financieros, inmobiliarios, y otros que presenten liquidez o sean susceptibles como garantías prendarias. Así, ante una abrupta subida en el precio de un inmueble, el propietario de este “se sentiría con mayor riqueza” y estaría dispuesto a consumir más a pesar de que sus ingresos corrientes podrían haberse mantenido. El efecto sobre el consumo se refuerza aún más con la posibilidad de acceder a mayores prestamos dado que los bancos estarían dispuestos a prestar más ante el incremento de valor del patrimonio de las familias y empresas.

Así por ejemplo, una persona podría poseer un terreno que valdría US$  150,000, un sueldo mensual de US$ 1,000, y un nivel de gasto de US$ 800. Posteriormente, por efecto de un “boom” inmobiliario, el terreno podría valer US$ 1 millón. Esto indudablemente, causaría que el consumo de esta persona se eleve significativamente. Incluso, los bancos estarían dispuestos a prestarle un monto mayor –a pesar que los ingresos corrientes pudieran haberse mantenido constantes– pues su respaldo patrimonial sería mayor.

Casos de este tipo se han dado en diversas países y mercados. Durante 1999, la incesante subida de la bolsa de valores de los EEUU, generó toda una nueva legión de nuevos ricos, que se volcaron a adquirir artículos suntuarios. En países del Asia, principalmente Japón y Hong Kong, las propiedades subían de manera importante año a año. Así, en 1997, el precio de un departamento en Hong Kong, llegó a valer US$ 10,200 por metro cuadrado. Al igual que en EEUU, el consumo en esos países se elevo significativamente. Los bancos por su parte, tomaban como colateral estas propiedades considerando los exorbitantes precios.

El efecto contrario, sin embargo, también se puede dar. Una reducción en el patrimonio de un individuo provoca una caída en su consumo –nuevamente– a pesar que sus ingresos corrientes podrían haberse mantenido.

Regresando a los casos de EEUU y los países de Asia, la caída de las bolsas de EEUU  en el presente año (El Dow Jones viene cayendo cerca de 8%, y el NASDAQ en cerca de 22%) ha generado una disminución en el consumo de ese país. En los países asiáticos, la crisis de esa región ha provocado la caída de las propiedades, cuyo efecto se vio multiplicado como consecuencia de los prestamos con garantía en esos activos.

En el Perú, también se viene experimentando un “efecto riqueza” inverso por la caída en los precios de las propiedades. Desde 1997, los precios de los bienes raíces han descendido entre 30% y 50%. El impacto de esta caída sobre la economía de las familias ha sido muy importante pues en la mayoría de los casos, el patrimonio de los peruanos se concentra principalmente en bienes raíces. La idiosincrasia de nuestra cultura es a tender ahorrar en forma de bienes raíces a diferencia de lo que ocurre en Norteamérica o en Europa septentrional. Esta forma de ahorro se da desde la autoconstrucción en los pueblos jóvenes hasta las grandes casas en La Planicie. Sin embargo, el impacto no ha sido tan negativo como lo ocurrido en Asia, pues la escasa “bancarización” evito que existiera un buen volumen de prestamos hipotecarios que hubieran amplificado este efecto.

Todavía no se han hecho estudios profundos sobre este tema en el Perú. Sin embargo, un breve diagnostico del efecto riqueza en el Perú, nos hace concluir que la alta proporción de activos inmobiliarios en el patrimonio de los peruanos aunada al impulso de los prestamos hipotecarios como efecto multiplicador, podría presentarse como una receta a considerar para promover el nivel de inversión y consumo en el país, elementos claves para el crecimiento. Así un incremento en los precios de las propiedades –ya sea a través de menores impuestos prediales e impuestos a la renta de primera categoría–  alentaría a una mayor inversión de las empresas así como un mayor consumo producto de este “efecto riqueza”.

 

 

 


 

Página Principal  

 

Copyright © 2000 Propiedades123.com  ALL RIGHTS RESERVED.
Prins Hendrikplein 52
2264SN Leidschendam
The Netherlands